Ciudad de México, 06 de agosto de 2019.- Zhenli Ye Gon, empresario mexicano de origen chino, promovió un juicio de amparo con el que busca evitar que el Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador disponga de la residencia que se le decomisó.

Se trata de la residencia ubicada en la colonia Lomas de Chapultepec, en la Ciudad de México, la cual fue incautada el 15 de mayo de 2007 y en cuyo interior se localizaron 205 millones de dólares.

El juicio fue turnado al Juzgado Tercero de Distrito de Amparo en Materia Penal, cuyo titular Augusto Octavio Mejía Ojeda no lo ha admitido a trámite ni ha emitido ningún tipo de suspensión del acto reclamado consistente.

De acuerdo con los registros oficiales, Zhenli Ye Gon promovió el amparo el 31 de julio pasado. Señaló como autoridad responsable al presidente de la República y como acto reclamado “el aseguramiento y/o confiscamiento (sic) de mi propiedad”.

Ante lo general y ambiguo de la solicitud, el Juez Mejía Ojeda pidió a Zhenli Ye Gon precise qué acto o actos reclama en la demanda de amparo y a cada una de las autoridades que indica como responsables.

“Visto la demanda de garantías de cuenta fórmese expediente... no es procedente decretar de plano la suspensión del acto reclamado”, dijo el juez en una primera notificación fechada el 1 de agosto pasado.

Aunque la aclaración ya fue entregada por el empresario, el juez aún no admite la demanda a trámite ya que, en una segunda notificación publicada este martes, pidió a Ye Gon manifieste si reconoce o no la firma del escrito de demanda y su contenido.

Si se acepta a trámite el amparo y se concede la suspensión, el remate de la propiedad que se tenía programado para el domingo próximo podría quedar en el limbo hasta en tanto se llegue a la sentencia del amparo.

El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que el domingo 11 de agosto será subastada la casa que perteneció al empresario de origen chino, ubicada en la calle Sierra Madre, número 515.

El precio de salida será de 95 millones de pesos, pero se espera obtener hasta 150 millones, dinero que, de acuerdo con lo dicho por el presidente, se utilizará para otorgar becas a jóvenes deportistas que representan a México en los Juegos Panamericanos que se realizan en Lima, Perú.