Personal del gobierno de la Ciudad de México 'blindó' con hojas de madera el Ángel de la Independencia, luego de que el monumento fuera vandalizado ayer durante la protesta de mujeres en contra de la violencia de género. La Glorieta del Ángel de la Independencia estará cubierta por tiempo indefinido, mientras las autoridades determinan los daños y lo reparan.

Sin precisar cuáles fueron los daños al monumento ni las acciones a seguir, autoridades culturales y federales informaron que expertos dictaminarán las afectaciones para poder iniciar su restauración.

Alfonso Suárez del Real, secretario de Cultura de la Ciudad de México, aclaró que la columna fue cubierta con madera porque alrededor del monumento se instalará un andamio para iniciar los trabajos de restauración de la columna que resultó afectada con los sismos de 2017.

El funcionario local reconoció el derecho a la manifestación, pero dijo que estas acciones violentan la memoria histórica.  

"A mí me parece un exhorto a la paz, a la armonía y a la tranquilidad; reconocer que el derecho a la manifestación nos asiste a todos, pero el derecho a la memoria es propiedad de todos (...) Un monumento como éste, que además alberga héroes de la patria, no le pertenece al Estado, le pertenece al pueblo de México".

El Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) informó que hoy analizaría los daños causados a monumentos de la Ciudad de México, entre ellos al Ángel de la Independencia. En su cuenta de Twitter, el INBAL detalló que brigadas de expertos realizarán dictámenes técnicos de las afectaciones en monumentos donde se pintaron consignas.