Apicultores del municipio de Tizimín, en Yucatán, denunciaron nuevamente la muerte masiva de abejas en apiarios de la localidad Yohactun de Hidalgo debido a la fumigación del aérea de cultivos, lo que provocó la pérdida de al menos 50 por ciento de sus colmenas.

Acusaron que en agosto cayó 60 por ciento la producción de miel en todo el estado, respecto al mismo mes del año anterior. "Tuvimos problemas con las abejitas debido al rocío que hicieron hace una semana. Cuando llegué a mi apiario me encuentro con la sorpresa de que se me fueron 15 colmenas, las abejas estaban muertas en la piquera. 

"Nos afectan bastante los tipos de rocíos que hacen por medio de avionetas porque nos pasan a perjudicar a nosotros que estamos trabajando honestamente, no se nos hace justo", reprochó Joel Ramírez Francisco en entrevista.

Joel habita en la cabecera municipal de Tizimín, a 45 kilómetros del sitio donde se localiza su apiario, así que cuando acudió a realizar sus labores de faena encontró cientos de abejas muertas y también la vegetación dañada.

"Mi primera impresión fue que entraron a dañar mi apirario, pero al hablar con el comisario me dice que rociaron con avioneta. Veo que las matas, que el camino, los árboles les tocó parte del líquido, de ahí igual me explico que puede ser eso", agregó.

La comisaria de Yohactun de Hidalgo se localiza a 18 kilómetros de la comunidad maya de Dzonot Carretero, donde la fumigación de cultivos de maíz y soya provocó la muerte masiva de abejas hace un año, sin que las autoridades atendieran la problemática.

Y pese a que los afectados presentaron una denuncia ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), los responsables no fueron castigados. "Ya está terminado la alimentación, está a un paso de que venga la floración para que podamos cosechar y nos matan las abejas, estamos luchando un año para mantenerlas vivas y de repente nos fumigan y se mueren, imagínese qué perdida tuvimos nosotros", lamentó.

Debido a que los apiarios se localizan dentro de la selva, hasta el momento se han identificado a tres productores afectados, por lo que emprenderán un censo para averiguar si otros resultaron dañados.

Además, mañana levantarán muestras para analizarlas en laboratorio y posteriormente presentarlas como evidencias al presentar las demandas contra quienes resulten responsables.

"Estamos buscando a otros afectados. Vamos a sacar las pruebas para mandarlas a Mérida", destacó. 

El Avance Comparativo de la Producción Pecuaria elaborado por Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP) indica que la producción de miel en Yucatán cayó 64.6 % con respecto al mismo mes de 2018.

En 2018, la producción en agosto fue de 582 toneladas de miel, mientras que en agosto de este año los apicultores de la entidad apenas lograron producir 206 toneladas; es decir, 206 toneladas menos.