Ciudad de México, 10 de marzo de 2019.- La llamada “Cuarta Transformación” que promueve el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador erogó casi un millón de pesos en apenas 30 días para abastecer de alimentos de “alta calidad”, café y refrescos a la Oficina de Presidencia.

Esto en comparación, durante la gestión de Enrique Peña Nieto, se destinaron un total de 930 mil pesos durante el primer mes de administración priista, a través de diferentes contratos, para comprar comida y bebidas para empleados y funcionarios de esa misma oficina.

Este servicio de comedor de forma diaria brinda comida y bebidas a alrededor de 600 empleados adscritos a la Oficina de Presidencia de la República.

Documentos obtenidos vía Ley General de Transparencia y copias de contratos revelan que durante diciembre de 2018 el gobierno del presidente de la República desembolsó 941 mil 069 pesos.

Entre los productos que se pagaron se encuentran café puro de alta calidad, pan de caja, pambazos, refrescos, agua, galletas gourmet, así como vasos de plástico y unicel, entre otros.

Antes, en diciembre de 2012 se pagaron servicios para adquirir carne de pollo, pato, res y cerdo; también pescados y mariscos, incluso quesos, lácteos y embutidos, abarrotes, agua, jugos y refrescos.

“Tras una búsqueda exhaustiva y razonable de la información solicitada se identificaron los montos erogados por el ramo 02 en la siguiente partida presupuestaria, establecida en el Clasificador por Objeto del gasto para la Administración Pública Federal-vigente por los montos que se mencionan”.